Historias – Primera Entrega

Historias – Primera Entrega
31 de julio de 2022 Sin comentarios Sin categoría rodrigo.quintero

Cada vivencia relatada es como una pequeña vela que va iluminando nuestra alma y reconfortándonos, es tu historia, mi historia, nuestra historia, somos todos una parte fundamental de estos 40 años!
Gracias por iluminarnos con tu testimonio!

Historias Peregrinas

Ana Maurice

Todos los años peregrinamos en Familia, a mi cuñada todos los años le sangraban los pies, una cosa impresionante de describir, pero ahí estaba la Mater obrando, ella nunca abandonaba, salía de la Ermita el día viernes y llegaba el sábado casi sin aliento, ¡¡pero dejando que la Mater la acompañara y caminara con ella!!

Paola Betiana Diaz

Hola. Comencé mi peregrinar x mi hermana con cáncer, ELLA no lo logro pero mi Tío ¡si! , lleve estampitas para bendecir y en lo largo de mi peregrinar me encontré con muchos niños con discapacidad alentándonos a seguir, ancianos saludando con sus manitos arrugadas y en asilos en sus sillas de ruedas esperando un saludo.

Les di a cada una de las personas que me alentaron y esperaban una y ellos con sus sonrisas me dieron más FE y FUERZAS para llegar.

En la noche fría doy gracias a los servidores, bomberos, enfermeros a los que nos dan de tomar y comer algo calentito para seguir el peregrinar ES UNA EXPERIENCIA ÚNICA Y ENRIQUECE EL ALMA.

Gracias a todos y a la Mater

Ester

Hace casi 10 años que acompaño a La Mater, un día dije en mí casa voy a ir a la peregrinación y mi hijo y mi esposo dijeron “¡¡no llegarás es mucho caminar!!” Me compré unos borceguíes me anoté en la Iglesia Nuestra Señora de Guadalupe aquí en Paraná y me fui: !! ¡¡Les cuento mi corazón latía a mil de emoción!!, Eso fue un llamado de Ella y fue la experiencia hermosa, los chicos te cuidan ,la gente que al pasar te alienta y ofrece agua !! ¡¡Llegué confortada con más amor y desde ese día no puedo dejar de acompañarla!!… ¡¡Estoy esperando ese día con emoción!!

Caro David

La Mater ha formado parte de mi vida desde que recuerdo, mi amor por ella es inconmensurable e inexplicable y todo es gracias a mi papá que pertenece al movimiento de Schoenstatt desde su juventud y nos transmitió este gran amor.

Tengo recuerdos desde muy chica  ir a la Peregrinación con mi tía Julia, quien formaba parte del área de salud junto a mi tío Jorge y dormir en algunas paradas dentro de su auto en el asiento de atrás. Siempre llevaba algún juguete para entretenerme, una almohada y para la noche (que se pone muy fría en el medio de la nada) una de frazada. En su baúl ¿que no había?, conservadora con comida y bebidas, golosinas, remedios varios, ropa por si acaso y alguna que otra revista. Para todo aquel que llegara buscando o necesitando algo, ella tenía.

 Julia, ¿no tendrás un sándwich de milanesa?  Y ahí iba a ella a buscar a la conservadora, de yapa te llevabas un gatorade.

Unos 4 o 5 años, siendo adolescente, no quise ir de acompañante, prefería quedarme con mis amigos y recién retorné a la Peregrinación cuando tuve 15 años por invitación de mi hermana mayor Nati al grupo de servidores y sigo aún hoy formando parte con 35 años.

Pero lo curioso es que cada año que pasa, llegando a ese día me acuerdo siempre de un momento. Tendría alrededor de 9 o 10 años  y papá me preguntó si quería caminar con él, “Solo hasta Cerrito” me dijo, le contesté que sí, yo estaba re emocionada, era la primera vez que iba a caminar, no iba a ir en auto acompañando.  Así que me preparé, caramelos, agua  y la campera reversible azul y roja para la noche y que noche larga. Salí de la mano de mi papá de la Ermita a las 5 de la tarde del viernes y no me soltó hasta las 11 de la noche que llegamos a la terminal de Cerrito (Dato de color: en la parada de Podversich, anterior a Cerrito, me hizo hacerle masajes en los pies). Pobre él, pienso hoy, porque como todo niño le debo haber preguntado alrededor de 20 veces cuando llegábamos y el caminar se hizo eterno, hambre, sed, baño, sueño, él se la re bancó. Cuando llegamos a Cerrito fue algo maravilloso, sonaba la sirena, la gente aplaudía, algunos lloraban, otros cantaban, se abrazaban, la campana de iglesia sonaba. Ahí nos fueron a buscar, para mi terminó mi odisea y las ganas de caminar.

Pero algo en mí ese día hizo un cimbronazo, quizás después de un tiempo, siendo más grande lo entendí, pero cuando lo hice, volví y me quedé. Ser servidor es lo que me llena, es mi cable a tierra, es la forma en que le agradezco cada año a nuestra madre (para mi, mi madre del corazón con quien hice alianza de amor) todas las bendiciones, gracias y regalos que nos da durante el año.

Por eso cada vez que parto de la Ermita de Hasenkamp mis palabras, mirando la ruta para entregarme en este viaje son: “Nada sin ti, Nada sin nosotros”.

Martina Schaab.

En este año tan especial, en donde la Peregrinación de los Pueblos cumple 40 años quiero contarles la historia de una persona muy especial, quien peregrino junto a la Mater por 27 años. 

«Jorge Schaab» mi papá, una persona por la que muchas personas rezaron por él y su salud, una persona que la pandemia se llevó pero que quedó en el corazón de muchas otras.
 
Mi papá realizo la PDLP por 27° años consecutivos con miles de historias en cada una de ellas. 
En sus comienzos me contó de su primer peregrinación, la cual hicieron de pantalón de jeans y alpargatas, cargados con las mochilas y el mate. En ese momento eran pocos peregrinos, no existían los camiones de apoyo, ni ambulancias, ni colectores.
 
Comenzó caminando con mi tío, luego con mi mamá, con mi hermana y a mis 8 años de edad me llevó a mí a conocer esta hermosa Adoración que teníamos los dos hacia nuestra Mater y hacia la peregrinación de los pueblos. La cual compartimos juntos durante 11 años seguidos. 
Recuerdo que cada año llegaba agosto y esperábamos ansiosos que llegue octubre, empezando a organizar nuestras cosas y que no nos falte nada. .
 
Luego de unos años de peregrino, mi papá estuvo de apoyo en el camión que salía de la parroquia de oro verde, esperando a los peregrinos en cada Parada.
A los años comenzó como móvil de sonido, teníamos un Fiat uno al que le ponía los parlantes arriba, la sirena y con eso íbamos acompañando a los peregrinos hasta llegar a la loma. 
A los pocos años compramos una camionetita, unas nuevas bocinas (destinadas a la peregrinación) una nueva sirena y ahí íbamos los dos nuevamente con el corazón explotado de felicidad esperando llegar a la loma. 
Con el pasar de los años en el año 2015 comienzo en el grupo de Servidores de María de Paraná.
Es ahí cuando mi papá decide dejar el móvil de sonido para sumarse como «colector».
Quienes tuvieron el agrado de conocerlo recordarán como iba en la camioneta con su cartel luminoso y su sirena resonando por toda la peregrinación, siempre con una sonrisa y una palabra de aliento.
Sabíamos que él estaba cerca de nosotros y que se acercaba un colector solo al escuchar la sirena.
 
Pasaban los años y él era parte de nuestra hermosa familia de servidores, para ellos era un papá más. 
Recuerdo que él se encargaba de empezar a juntar botellas desde comienzo de año para las antorchas de la noche.
Era él quien nos esperaba en las paradas con un mate calentito, unas facturas y siempre con una palabra de aliento para que sigamos nuestro recorrido.
 
 
Mi papá, una persona que amaba cada momento de la peregrinación y que la vivía con tanto entusiasmo y amor. 
11 años compartiéndola juntos como padre-hija, inexplicable la emoción y la alegría que eso generaba.
 
Miles de recuerdos más que quedan por contar, guardados en mi corazón y en el de todas las personas que lo conocieron. Este año no está fisicamente con nosotros pero peregrinamos juntos corazón a corazón.
Yanina Yfran
Hola quiero contar que comenze en 1992 mi primera peregrinación…la hice 17 años ..en ellas pedí por la salud de mi abuela .por mi padres .hermanos…Mi papá fue desde María Grande. muchos años, en un camión como apoyo para hacer masajes.Roberto Yfran( Lengo)…luego seguimos peregrinando parte de la familia.  Yo la hice en algunos años para pedirle a la Matery  Dios que me ayudaran a poder quedar embarazada  ya que yebava 5 años de casada y no podía tener hijos ..Y como la Mater siempre esta en mi pedido allí estuvo …También uno de mis hermanos. Paso por lo mismo y también la Mater los escucho  desde entonces y cada vez que podían iban de aguatero él y toda su familia .En 2011 peregrino  por  primera  vez  mi esposo ..Senti que ya estaba que mi moción de peregrina estaba cumplida ..pero luego volví a sentir ese llamado que te hace sentir la Mater. El que sabes que tenes que ir a peregrinar y allí estuve 2019 peregrinando en agradecimiento porque anteriormente avisamos estado muy mal económicamente. Y ese año conseguí trabajo mensual y todo mejoró…
Siempre peregrine por una razón. En agradecimiento y pedir por algo o alguien en especial para mi familia…siempre la hice entera ..estos dos años de pandemia sufri mucho cuando no se hacía presencialmente..pero la hacía virtual igual seguramente como todo peregrino …Este año quiero hacerla pero talvez; no se ; si la podré hacer entera o por tramos ya que tengo un problema de salud..pero solo Dios y nuestra Vírgen saben si debo estar o no en la peregrinación. Mi idea es ir como peregrina o Masajista Pero seguramente un tramo la hare …Nuestea Mater  en li rezo..agradecimiento. y ¡¡¡¡ Viva La MATER!!!.
PDLP 2022
About The Author

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Radio Peregrina

Escucha la nueva Radio Peregrina